Aceptaron hacerse un masaje grupal, nunca se imaginaron que les terminaría gustando tanto, sentir las manos de otras mujeres en sus cuerpos

  • Descripción

Las putas aceptaron hacerse un masaje con otras chicas, en total serian cuatro. La idea era pasarla bien y relajarse. Solo querían disfrutar del momento, hacer algo diferente y como todas querían lo mismo es que ninguna tenia problemas. Las cuatro tenían otros planes y era disfrutar de sus cuerpos, relajarse y tener una nueva experiencia que nunca antes habían sentido. Dos recibían los masajes, mientras las otras se los daban, empezaron a sentir calor, a relajarse mucho hasta que fueron quedándose con muy poca ropa. Sin darse cuenta terminaron haciendo lo que querían, disfrutar de las manos de otra mujer, disfrutar de otros cuerpos. Nunca se imaginaron que la pasarían tan bien.