Dos de las monjas mas importantes la llamaron para pedirle un favor, en realidad tenia que hacer algo en contra de su voluntad

  • Descripción

La joven monja estaba limpiando el suelo del lugar cuando una de las monjas mas importantes la llamo para que fuera a hacerle un favor, para que fuera a una habitación en donde había otra monja, la cosa es que mientras iban caminando le dijo que si pasaba eso las cosas cambiarían y mucho. Cuando entro a la habitación vio que estaba la otra monja con una mujer, le fueron explicando lo que pasaba y acostaron a la desconocida en una cama, las dos monjas mayores le agarraron los brazos y después le ordenaron a la rubia que tocara la conchita de la mujer. Le saco la tanguita y después empezó a tocarle el coñito, se lo abrió un poquito e incluso le metió un dedito. Después de unos segundos la rubia dijo que no podía hacerlo y en realidad estaba muy caliente y se fue a masturbar a su habitación.