El masaje solo era una excusa para aprovecharse de ella

  • Descripción

La joven cayo en la trampa de su amiga, ella realmente pensó que la estaba ayudando a practicar sus masajes, pero en realidad solo era una trampa para poder aprovecharse de ella. Al comienzo le pareció raro que se tuviera que sacar toda la ropa, hasta la tanguita, pero eso no le importo ya que confía en su amiga. Cuando llego el momento, la putita le saco la toalla sin taparle la cola, también se sorprendió la joven, pero no digo nada. Todo iba bien, estaba relajándose y disfrutando del masaje hasta que la zorra empezó a tocarle la conchita. Primero le quiso sacar la mano, pero al final termino dejándose llevar, así terminaron saboreándose los coñitos hasta el orgasmo.