Ella estaba sola, empezó a tocarse frente a la computadora cuando llego su amiga y la interrumpió. Le dio el placer que tanto quería sentir

  • Descripción

A la putita le encanta estar en su casa desnuda, aprovecha para usar poca ropa ya que después tiene que estar eligiendo prendas para lucir bien. Ese día estaba caliente, tenía ganas de sentir placer y por ese motivo es que empezó a tocarse frente a la cámara de la portátil en el comedor, lo que nunca imagino es que su amiga la interrumpiría. Estaba un poco nerviosa la morocha cuando vio que su amiga apareció por la puerta y la vio tocándose. Directamente se miraron, no hablaron mucho, empezaron a tocarse hasta que la morocha empezó a sacarse la ropa a la rubia, empezaron a tocarse hasta estar las dos bien calentitas. Cuando se cansaron de dar tantas vueltas subieron a la mesa y empezaron a chuparse el coñito, no se detuvieron hasta llegar al orgasmo.