Ellas lo hicieron, se compraron la lencería que querían, contrataron a alguien que las grabara y se llenaron de aceite. Asa podían estar bien húmedas para hacerlo

  • Descripción

Ellas se cansaron, no aguantaron más, las putitas venían hablando desde hace mucho lo que querían hacer, pero no se animaban y es por ese motivo que esta vez no lo pensaron más. Fueron a comprar las cosas, contrataron a alguien que las grabara y se encerraron en la habitación. Hicieron todo lo que habían visto en los vídeos porno, se tocaron, se llenaron el culito de aceite, se besaron, se dieron bien duro. En lo único que pensaban era en hacerlo sin parar, se besaron mientras se acariciaban y esa fue la primera parte porque después tenían que sacarse la poca ropa que tenían para poder lamerse el coñito, para poder chocar sus clítoris y así hacerlo como tanto les gusta frente a la cámara.