En las vacaciones se fue a pasar unos días con su madre, apenas llego hablaron, pero no mucho porque tenían que saborear sus conchitas

  • Descripción

Ellas saben muy bien que lo que hacen está mal, que no pueden estar acariciándose y dándose placer como si no hubiera un mañana. Pero no les importa nada, no les importa que este mal, en lo único que pueden pensar es en disfrutar de sus cuerpos, en lamerse la conchita y hacerlo bien duro como si no hubiera un mañana. Saben que no está bien lo que hacen, que están cometiendo incesto, pero la pasan tan bien juntas, lo disfrutan tanto que todo el tiempo necesitan sentir sus cuerpos. Esta vez hacia un tiempo que no se veían, la joven estaba en la universidad muy ocupada estudiando. Pero en las vacaciones, la putita se fue a pasar unos días a la casa de su madre, no solo para ver cómo estaban si no que además para poder disfrutar de sus cuerpos tranquilas.