Estaban ejercitándose cuando la rubia se calentó tanto al ver a su clienta con poca ropa que se la cogió hasta el cansancio

  • Descripción

La putita atiende a todas sus clientas en privado, le gusta que sea así para tener más tranquilidad y poder hacer las cosas de diferentes maneras. Además, le gusta ir ganándose su confianza para que después cuando tenga ganas de follarsela no se le resistan. Esta vez con su nueva clienta no pudo contenerse, era hermosa y estaba casi desnuda por lo que se calentó y mucho, cuando estaban en el suelo haciendo unos ejercicios muchos más tranquilos, la rubia empezó a tocarle el coño a la morocha para calentarla. Las masturbo hasta hacerla llegar al orgasmo, la dejo bien mojadita y después ella se sacó la ropa, puso su coño en la rodilla de su cliente y se masturbo solita mientras le tocaba las tetas y la miraba, lo hizo hasta que llego al orgasmo, lo que no le costó mucho porque estaba demasiado caliente.