Estaban en la cama, acariciándose como tanto lo deseaban. Se dejaron llevar por su excitación, no les importo más nada

  • Descripción

Ellas tenían ganas de saborear cada parte de su cuerpo desde
hace mucho tiempo, es en lo único que podían pensar y eso es por la cantidad de
tiempo que pasan trabajando. Como están todo el día trabajando y después
terminan completamente agotadas, las zorritas lo que hacen es aguantar, dormir,
para no quedar mal al otro día en su empleo. Después de varios días, prácticamente
algunas semanas, las zorritas pudieron tener unos días libres que usaron para
descansar, para desconectarse de todos. Ese día tuvieron una cena romántica y después
se fueron a la habitación. Allí comenzaron a besarse, a acariciarse, a disfrutar
de cada parte de su cuerpo como tanto querían, como tanto lo deseaban. No podían
evitarlo, ellas querían hacerlo, querían hacerlo sin parar, lamer sus coñitos
hasta el orgasmo.