Estaban relajándose en el sofá, mirando el móvil cuando empezaron a jugar a las peleas. Fue ahí que las zorritas empezaron algo que no pudieron parar

  • Descripción

Estaban en el sofá con poca ropa porque ese día hacía mucho calor, estaban mirando un poco las redes y fotos desde el móvil, estaban muy aburridas. Hasta que empezaron a jugar con los almohadones. La morena se fue a buscar uno y le tendió una inocente trampa a su amiga para poder pegarle con su almohada, así fue como empezaron a pelear y pelear cada vez más hasta que llegaron a la habitación. Las zorritas se tiraron a la cama y jugaban con sus almohadones hasta que al final tanto roce las hizo querer solo una cosa y es disfrutar de sus cuerpos. Pasaron el aburrimiento muy rápido, solo tenían que chupar sus coñitos, disfrutar de sus cuerpos como tanto querían, pero nunca hacían.