Estas amiguitas estaban jugando con una polla de plástico, pero terminaron calentándose tanto que se comieron sus coños como locas

  • Descripción

Estas amiguitas estaban hablando como siempre de sus coas cuando una de ellas fue a buscar una caja llena de juguetes sexuales. Les confeso a sus amigas que cada vez que tiene muchas ganas de hacerlo, se quita toda la ropa y juega con ellos por un rato hasta que no da más del cansancio. Las otras se quedaron sorprendidas, pero los agarraron y probaban porque nunca habían tenido algo así, a las putitas les dieron muchas ganas de probarlos y por eso poco a poco empezaron a tocarse hasta que no dieron más de la calentura y se quitaron toda la ropa para comerse los coños. Se saborearon sus cuerpos de diferentes formas, primero le hicieron de todo a una e iban rotando hasta que todas se masturbaban y follaban.