Fue a hablar con una psicóloga porque no se sentía bien, jamás se imaginó que iba a terminar follandose a la mujer que le paga

  • Descripción

Cada vez que tiene problemas llama a su psicóloga para que vaya a atenderla en privado. Esa tarde necesitaba hablar con alguien así que le pidió con urgencia que fuera hasta su casa, la mujer acepto ya que le paga un buen dinero y no tenía nada que hacer. La putita y caprichosa joven estaba hablando y contando sus problemas cuando de repente empezó a imaginarse lo que sería follarse a su psicóloga ya mismo. La zorrita no lo pensó más y se fue a besarla, la morocha no dijo nada, solo le siguió el juego porque siempre había querido cogerse a su paciente, solo que no se animaba a hacer algo al respecto. Se sacaron toda la ropa, quedaron completamente desnudas para poder verse bien. Después se comieron el coño, se lo saborearon y lamieron hasta llegar al orgasmo, terminaron bien abrazadas y dándose unos besitos.