Fue a ver a estudiar con su amiga, eso le dijo a su madre porque apenas entro a la habitación le saco la ropa y le comió el coño

  • Descripción

Las putitas organizaron una reunión ya que tenían que estudiar varias cosas para la escuela, así que les dijeron a sus madres si lo podían hacer. Como aceptaron también las mujeres solo había que elegir un día y la hora, fue un fin de semana porque así estaban libres de sus tareas todas. Llegaron a la casa de la morocha, madre e hija entraron y saludaron a la mujer, rápidamente la rubia se fue hasta la habitación de su amiga para saludarla. Mientras las dos madres fueron a tomar un té, resulta que estas dos putitas en realidad se sacaron toda la ropa para poder comerse los coños y follar sin parar. Se dejaron llevar por la calentura, lo único que querían era sentir placer y llegar al orgasmo, eso es lo único que les importaba.