Fueron juntas al baño de la oficina, no era para orinar era para poder sacar las ganas y coger desesperadamente

  • Descripción

Las putitas estaban trabajando en la oficina y tenían muchas ganas de coger, algo de lo que hablaban mientras estaban iniciando el descanso. Pero ninguna es lesbiana y por eso, jamás imaginaron que lo harían, que terminarían cogiéndose en el baño. Una de ellas le propuso a la otra sacarse las ganas, la compañera no entendía como, pero le siguió el juego para ver lo que ocurría. La puta la empezó a tocar, a sacarle la ropa, desnudarla mientras se besaban como si no hubiera un mañana. Quería hacerla gemir sin parar hasta que llegara al orgasmo, por eso la tocaba y besaba tanto, hasta que la subió a la pileta y le abrió las piernas. Allí empezó a masturbarla, la llenaba de baba para que este bien mojadita. Así estuvieron hasta que llego al orgasmo, aunque en el otro descanso deben haber seguido porque les encanta a las zorras.