Habían salido antes de la escuela, miraban en el espejo si estaban bien físicamente. Verse con poca ropa las hizo calentarse y querer comerse el coñito

  • Descripción

Ellas salieron antes de la escuela porque una maestra no había ido, así que aprovecharon y fueron a la casa de la rubia estaba sola. Allí se pusieron a hablar, se sacaron un poco de ropa porque tenía calor, se miraban en el espejo, querían ver si estaban bien o tenían que bajar de peso porque no les gusta tener unos kilos de más. Se miraron tanto, hubo tanto roce que solo pensaron en una cosa y es justamente en follar, en hacerlo bien duro. Se hacían las tontas, no pensaron que podrían hacerlo, hasta que minutos después estaban besándose, acariciando sus cuerpos sin parar. Las zorritas se calentaron mucho y por eso solo se dejaron llevar por su calentura.