La nueva secretaria y la jefa, se encerraron en el baño para poder sacarse las ganas de follar. Estaban desesperadas por sexo

  • Descripción

Ella consiguió un trabajo como secretaria, el problema es que le gusta mucho masturbarse, le gusta mucho el sexo y tener orgasmos por eso es que cada vez que puede va al baño para poder tocarse un rato. El problema es que ese día fue muchas veces, su jefa se dio cuenta, pero no le dijo nada. La fue a espiar al baño y la vio tocarse, no sabía cómo reaccionar así que no dijo nada, espero a que se fuera para poder volver a la oficina. Después de un rato salió a ver a sus secretarias y otra vez no estaba, la rubia agarro su polla de plástico y fue al baño para agarrarla y meterle la verga hasta el fondo. Se besaron, se comieron el coño, las putitas chuparon esa polla de plástico como si fuera real, luego la jefa se acomodó para poder chupar la verga y dejar que su secretaria le lamiera el coñito y el culo.