La putita fue a ver a su novia que estaba acostada relajándose, se acostó a su lado y empezó a tocarla para calentarla

  • Descripción

La zorrita estaba en la cocina preparando las cosas para el almuerzo cuando se aburrió de estar sola así que se fue a ver a su novia que estaba relajada en la cama. Se acostaron y ni siquiera hablaron, solo se miraron y empezaron a besarse, las putitas estaban desesperadas por follarse, solo que no habían dicho nada porque no querían molestarse. No lo pensaron más, siguieron besándose y besándose sin parar, poco a poco se fueron sacando la ropa y es que querían sentir sus cuerpos, querían estar piel a piel. Cuando solo les quedo puesta la tanguita se acostaron, la rubia quedo abajo y la morocha arriba, se siguieron besando, pero esta vez dejaron lo romántico para otro día y se follaron como unas salvajes y es que las dos estaban demasiado calientes.