La rubia perdió la llave de su casa, fue a preguntarle a la vecina si podía llamar a un cerrajero. Llamo a uno y espero disfrutando del cuerpo de su vecina

  • Descripción

Ella no tenía mucha relación con sus vecinos, siempre esta
trabajando y haciendo sus cosas, es por ese motivo que esa tarde cuando quiso
entrar a su casa y se dio cuenta de que no tenia la llave no quería pedir nada.
Pero estaba cansada y no tenia ganas de ir hasta un cerrajero, así fue a
pedirle a su vecina prestado el teléfono para llamar. Cuando le abrió la puerta
estaba casi desnuda, la rubia se quedo con la boca abierta, pero así y todo le pidió
por favor que la dejara pasar. La morena comenzó a seducirla, ella estaba sorprendida,
pero se estaba calentando. Cuando finalizo la llamada, fue a ayudar a la morena
con su vestido, aunque no le duro mucho puesto porque las putitas terminaron
disfrutando de sus cuerpos.