La zorra fue a una entrevista de trabajo, la atendió una morocha que estaba tan caliente que solo le daría el trabajo si se dejaba follar. La puta no quería, pero tampoco hizo nada para detenerla

  • Descripción

La rubia fue a una entrevista de trabajo muy importante, estaba nerviosa porque quería si o si el empleo, pero trato de calmarse. Cuando paso a la oficina, la recibió una morocha hermosa con un gran cuerpo. Al comienzo todo estaba muy bien ya que solo hablaron del trabajo, pero luego de unos minutos la puta de la negra se fue acercando hasta que empezó a asustarla. La empezó a acariciar, pero la otra la paro. La morocha se enojó y consiguió lo que quería amenazando a la rubia con que no le daría el trabajo, si lo quería tenían que follar. Así que la zorra se dejó tocar y tocar hasta que después de todo, ella también estaba demasiado caliente y terminaron chocando sus coños como dos gatas salvajes hasta el orgasmo.