La zorrita estaba en detención, no le importaba nada y su maestra aprovecho para castigarla y divertirse con ese cuerpo joven

  • Descripción

La rubia tenia que ir a detención, era la única que estaba y es por ese motivo que no soltaba el teléfono. Estaba hablando con su novio, mandando fotos de sus tetas y su coñito hasta que llego la maestra. A pesar de eso le seguía mandando esas sexys imágenes a su novio hasta que la morocha se dio cuenta y le quitó el teléfono. Ahora si estaba bien aburrida, lo que no se imaginó es que la maestra se tocaría la conchita mirando sus fotitos. La envió a dirección para poder tocarse tranquila mirando el coñito de la alumna. Al final estaban las dos cada una en una sala tocándose, mojándose de lo caliente que estaban.