Las chicas estaban volviendo del gimnasio cuando se dieron cuenta de que tenían la casa para ella solas, así que follaron como unas locas

  • Descripción

Las morochas habían ido un rato al gimnasio como todos los días y es que a ellas les gusta estar en forma para que todo el mundo los mire. Después de unas horas volvieron juntas, se fueron hasta la casa y allí se dieron cuenta de que sus maridos no estaban por lo tanto tenían todo el lugar para ellas. Se preparan las cosas para merendar y hablaron por un rato, hasta que empezaron a hablar de sexo, lo que las hizo deprimirse un poco ya que hacía mucho que las dos no sentían esa clase de placer. Luego sin darse cuenta comenzaron a besarse, lo único que querían era tener un orgasmo y pasarla bien, así que siguieron tocándose mientras se sacaban la ropa. Cuando quedaron completamente desnudas, chocaron sus conchitas para darse bien duro, aunque también se pasaron la lengüita para poder saborearse por completo.