Las putitas decidieron pasar la noche buena saboreando sus conchitas

  • Descripción

Como están solitas en otra ciudad y no pudieron viajar con sus familias, decidieron pasarla solas sin ir a una fiesta. Las zorritas quisieron tener una noche buena tranquila en la que se pudieran relajar. Ellas prepararon la cena, esperaron el brindis y la pasaron mejor que nunca, algo que no se esperaban. Cuando estaban relajándose frente a la chimenea, empezaron a hablar sobre sexo y las cosas que les gustaría probar. Ahí es cuando se dieron cuenta que las tres querían lo mismo, tener una experiencia lésbica. Dejaron los tragos que tenían y comenzaron a besarse, poco a poco fueron sacándose la ropa y quedaron desnudas, listas para la acción. Jamás se imaginaron que podrían disfrutar tanto de saborear sus conchitas y sus culitos, no podían parar, estaban tan calientes que solo pararon cuando estaban agotadas.