Las putitas no pueden evitar calentarse cuando se ven, por eso siempre se toman un tiempo para comerse los coños

  • Descripción

Ellas son amigas desde hace muchos años, ya se conocen completamente y es por eso que no tienen vergüenza de verse desnudas. El problema es que cada vez que lo hacen se terminan calentando, así que se tienen que tomar un tiempo antes de seguir haciendo sus cosas para poder comerse los coños y así no quedarse con las ganas. Así que cuando se calientan porque se vieron desnudas o porque se tocaron, van a la cama y se sacan toda la ropa para poder besarse, lamerse la conchita sin impedimentos. La morocha primero le abre las piernas a la rubia y empieza a chuparle el coño, pero mientras tanto le mete unos deditos porque quiere que se moje completita. En un momento para un poco, porque quiere besarla, quiere sentir sus labios, aunque luego de unos minutos vuelve a bajar y le sigue chupando el coño.