Las putitas se cansaron de fingir, de disimular sus ganas de hacerlo y es por ese motivo que terminaron disfrutando de sus cuerpos

  • Descripción

Desde hacia mucho tiempo se tenían ganas, ellas no sabían bien que hacer para poder evitarlo y es que sabían que las cosas no serian las mismas si lo hacían y es que no querían arruinar su amistad, no querían hacer algo de lo que luego se arrepentirían. Pero al final una noche que estaban solas no pudieron aguantarlo, ellas se quedaron en la cama hablando sobre varias cosas, hasta que al final lo que las putitas hicieron fue comenzar a tocarse, fue comenzar a acariciarse y eso las llevo a tener sexo. Al final lo que tanto esquivaban terminaron haciéndolo, ellas disfrutaron de sus cuerpos como tanto querían, lo hicieron sin parar. Chuparon sus conchitas, sus tetas, se mojaron bien porque después querían abrir bien sus piernas y chocar sus coñitos.