Maestra y alumna saborean sus cuerpos dejándose llevar por la calentura

  • Descripción

La rubia es la maestra particular de la jovencita, lo era desde hacía unas semanas y todo iba perfectamente bien porque los padres confiaban en la madura y además veían a su hija progresar. Lo que no sabían es que en realidad las putitas más que estudiar lo que hacían era disfrutar de sus cuerpos, apenas se encontraban no perdían ni un segundo de su tiempo. Dejaban el estudio a un lado para poder saborear sus cuerpos, ellas lo hacen en cualquier lugar de la casa, muchas veces no llegan a la cama y es por la calentura que sienten cuando se ven. Están completamente locas, no pueden evitar sentir lo que sienten por eso cada vez que se reúnen están todo el tiempo desnuditas, listas para disfrutar y chocar de sus coñitos hasta el orgasmo.