Mi amiga me sorprende cuando me confiesa que quiere follar conmigo

  • Descripción

Nunca me imaginé que mi amiga de hace tantos años iba a querer follar conmigo. No es algo que te sucede todos los días. Nos juntamos a hablar, a tomar algo y nada más que eso. Pero en un momento me dice “Tengo algo que confesarte” evidentemente me preocupé y quise saber qué era lo que tenía para decirme. Cuando me confesó que tenía ganas de comerme el coño no lo pude creer. No me gustan las mujeres así que amablemente le dije que no me interesaba. Ella lo único que quería hacer entonces era chuparme los dedos de mis pies. Tiene ese morbo, esa locura por los dedos de los pies. Así que para complacerla y no quedar mal le permití hacerlo.