Su hija la convenció de disfrutar de sus cuerpos

  • Descripción

La madura siempre había querido probar cosas nuevas, pero había muchas que se controlaba porque tenía miedo. Una de sus fantasías mas oscuras era la de tener sexo con su hija, pero a pesar de las enormes ganas que tenía jamás hizo algo porque sabia que estaba muy mal. Pero un día esa fantasía se cumplió, cuando se quedaron solas porque el hombre de la casa tenia que irse a un viaje de negocios. En ese momento la zorrita de su hija empezó a seducirla, a acariciarla porque no se aguantaba mas las ganas de saborear la conchita de su madre. La putita de la madura se resistió, pero no por mucho porque al final termino dejándose llevar por la excitación y cumplió su fantasía.