Su madre la estaba ayudando con las tareas, al mismo tiempo que la acariciaba. Dejaron el estudio de lado para disfrutar de sus cuerpos

  • Descripción

Ellas están solas, siempre se ayudan en todo porque son la única familia que tienen. La morocha hace todo lo posible por darle todo lo que quiere a su hija. Incluso cada vez que necesita ayuda lo que hace es ir y explicarle todo lo que puede, el único problema es que hace varios días que no tiene sexo y que está viendo vídeos porno de lesbianas. Eso la ha hecho querer hacerlo, eso la ha hecho querer probar una conchita y en la única que piensa es en la de su hija. No sabía que más hacer para disimularlo, hasta que una tarde se dejó llevar por la calentura, mientras le explicaba algunas cosas, empezó a tocarla y al ver que su hija no decía nada siguió. Así fue como madre e hija terminaron saboreando sus conchitas.