Su madre le envió fotos desnuda y le pedía fotos a ella, así comenzaron una charla caliente que las llevo a tratarse como unas putas y saborear sus cuerpos

  • Descripción

Cada una estaba en su habitación, la madura estaba completamente
desnuda y es que estaba caliente, tenia muchas ganas de follar, de hacerlo bien
duro. Pero no tenia con quien, su marido estaba durmiendo y además con él no tenía
muchas ganas. Así que al final, comenzó a enviarse mensajes a su niña, pero
primero tenia que saber si estaba en la casa. Cuando su hija le respondió que sí,
le envió una foto de ella en ropa interior, su hija dudándolo también le envió
una foto y después se fue a la habitación de su madre. Allí comenzaron algo que
no iban a terminar, la puta de la madre comenzó a lamerle la conchita a su
hija, solo se detuvo para que la zorra de su niña le lamiera la conchita a ella.
Conocieron sus cuerpos, lo hicieron sin parar y no dejaron de saborearlo.