Tenia que cuidar de su sobrina por unos días, aprovecho para poder probar su cuerpo, para poder hacer lo que tanto le gusta y sin problemas

  • Descripción

Ellas estaban encantadas, las dos siempre se llevaron muy bien por ese motivo cuando la rubia se entero de que tenia que cuidar a su sobrino solo dijo que si sin pensarlo. Su relación siempre fue buena, se podían contar todo, los primeros días que estuvieron solas no paso, nada solo hablaban y hacían varias cosas juntas. Pero una tarde, cuando la jovencita no iba irse a ningún lado se puso su traje especial para poder seducirla. Quería ver si iba a poder follar con ella, ver que iba a poder probar su cuerpo por completo, se sacaron toda la ropa, se chuparon las tetitas y empezaron a tocarse. Después se chuparon la conchita y hasta el orgasmo no se detuvieron.