Terminaron de hacer yoga rápido para disfrutar de sus conchitas

  • Descripción

La morocha había decidido que era hora de tener una clase privada con la maestra de yoga. Así que le preguntó si podía ir a la casa un día para darle la clase solo a ella. La putita se sorprendió cuando la chica le dijo que sí, que no tenía problemas. Así que cuando llegó el día se puso ropa bien cómoda a pesar de que quedara casi desnuda. Mientras tenían la clase de yoga, hubo varios roces que las hizo calentarse demasiado. Así que para no darle más vueltas terminaron todo rápido para empezar a disfrutar de sus conchitas. Comenzaron a besarse y a sacarse la ropa que les molestaba, se chupan los coñitos hasta que empezaron a llenarse de flujo sin parar.