Una tarde aburrida solo se les ocurre lamerse su conchita

  • Descripción

Las zorritas estaban demasiado aburridas, ya habían hecho todo lo que tenían que hacer y el día estaba horrible para salir. Así que se pusieron cómodas y miraron por un rato la tv, después cada una hacia cosas por separado, pero aun así seguían aburridas las putitas. La morocha se sentó en la cama pensando en algo que podrían hacer, algo que las entretuviera un rato y fue cuando se acercó su amiga, quien la empezó a acariciar. Ahí es cuando se dieron cuenta de lo que podían hacer, cumplir su fantasía y lamerse las conchitas, tener por primera vez sexo entre ellas. Ver si les gustaría y sería tan placentero como pensaban cuando veían los vídeos porno que tanto las calentaba.