Zorritas pasan de un masaje tranquilo a lamerse las conchitas

  • Descripción

Hacía varios días que la chica estaba con mucho trabajo y no podía relajarse un rato, esto lo que hizo fue que llegara al fin de semana muy cansada y estresada. Así que decidió sacarse un turno con una masajista para poder relajar todo su cuerpo, para poder calmarse y sentir algo de placer con esos masajes. Aunque también buscaba algo más, si le gustaba la masajista podía aprovechar y tener algo con ella para también volver a casa después de un gran orgasmo. Por suerte para ella, su masajista era hermosa y muy sexy así que aprovecho para decirle lo que podían hacer. De un relajante masaje pasaron a chocarse la conchita muy salvajemente.